jueves, 12 de octubre de 2017

"LA DIABLADA - Jujuy en Lenguaje Fotográfico Contemporáneo"

Invitado por el Gobernador de la Provincia de Jujuy, GERARDO MORALES, en el CCK (Sarmiento 151 - C.A.B.A.), con motivo de la Apertura de la Muestra "LA DIABLADA - Jujuy en Lenguaje Fotográfico Contemporáneo", por la fotógrafa GABY HERBSTEIN.


Según la cosmovisión andina, la Naturaleza, el Hombre y la Pachamama (Madre Tierra) viven en eterna relación como un todo, un mismo ser.


El hombre -como alma- tiene fuerza de vida, así como las plantas, los animales, las montañas y todas las formas de existencia. Como parte misma de la naturaleza, el hombre no pretende dominarla, existe y coexiste como un momento de ella. "La Diablada" es mucho más que un baile de carnaval. Incluye la alegría y la ofrenda de un carnaval pero, además, tiene que ver con mantener viva una importante tradición local: asegurar que perdure el traje del diablo, que ha estado presente cada año durante generaciones en la Quebrada argentina.


Los trajes se inspiran en la iconografía andina y en las historias que nos han contado nuestros abuelos sobre el carácter mítico del diablo. Los gatos, los lobos, la serpiente, como así también las visiones, los sueños, las historias pasadas y presentes, todo tiene un significado místico.


Todo ésto es parte de "La Diablada" y todo se vincula con el proceso de crear la vestimenta que cada diablo mostrará durante los ocho días y nueve noches que dura el carnaval.


Muchos demonios prosperan en las cosmologías andinas. Los hablantes del quechua invocan ferozmente a "Supay", el gobernante del inframundo. La cosmovisión aymara, por su parte, otorga una posición prominente a "Anchanchu", un demonio terrible que asedia cuevas y desfiladeros. Y, entre los Uru -que se consideran a sí mismos hijos del sol- el poderoso "Tiw" es temido y admirado como protector de las profundidades más oscuras.
Sin embargo, a diferencia de sus semejantes del viejo mundo, éstos demonios no son repudiados por los pueblos nativos de los Andes. Se los considera fuerzas angustiantes sí, pero no necesariamente enemigos.
Se cree que la combinación adecuada de sacrificios, fetiches, trajes de baile y rituales son capaces de canalizar el poder de los demonios de maneras que pueden resultar muy beneficiosas para aquellos involucrados en las ceremonias de unión.
En la provincia argentina de Jujuy, así como en muchas otras áreas de la región andina, tales ceremonias han originado toda una estética elaborada que mezcla motivos extranjeros y domésticos, antiguos y modernos; motivos sagrados y profanos en la fusión entre danza, trajes, accesorios y procesiones.
Es en Jujuy, como en ningún otro lugar, donde también ha florecido un notable espíritu poético. Allí, negándose a ser meras espectadoras de imágenes ya hechas, las comunidades locales se involucran en la producción de cada obra de arte que interviene en sus rituales. Toda su vida gira en torno a ésta práctica única y constante cuyos resultados se muestran sólo una vez al año, durante "La Diablada".


El Diablo no es un disfraz, es un sentimiento. Ser Diablo es un Portal, una forma de librarse de la negatividad reprimida durante todo el año.


Cada año, el traje se renueva, como se renueva la promesa a la Pachamama y el agradecimiento por los Tesoros recibidos.


Formar parte de "La Diablada" y el profundo sentimiento de ser uno en unión profunda con el traje de Diablo es algo que se hereda de generación en generación.
El diablo invierte todos sus ahorros para hacer el traje y él mismo se entrega como una ofrenda. Pasa horas y horas cosiendo en soledad para desarrollar lo que será el personaje que lo liberará por un tiempo de sus preocupaciones. Le dará la oportunidad de ser feliz y de hacer felices a los demás.


La revolución de la cultura originaria y la reafirmación étnica están adquiriendo nueva fuerza entre los pueblos andinos como consecuencia del crecimiento continuo de la conciencia de miles de hombres y mujeres que han descubierto los Tesoros Culturales dejados por nuestros antepasados.


GABY HERBSTEIN, la autora de ésta Muestra, nació en Buenos Aires en 1969. Es fotógrafa y artista visual. A lo largo de sus veintitrés años de carrera, produjo y participó en numerosas exposiciones individuales y colectivas en países de todo el mundo incluyendo Argentina, México, Brasil, Chile, Perú, Estados Unidos, Rusia, China y Japón.-



Junto a Copleras de Purmamarca.-


Junto a MARIANA DE JESÚS ZUVIC, Parlamentaria del Mercosur por Argentina por el bloque "Cambiemos".-


Junto al Cont. GERARDO RUBÉN MORALES (Gobernador de la Provincia de Jujuy).-


Junto a la talentosa Artista GABY HERBSTEIN, protagonista de "La Diablada" en el CCK.-


Dedicatoria para el suscripto, de parte de GABY HERBSTEIN.-

No hay comentarios: